Categoría: Sin pilas



Muenchen2008-PatriciaDespagne.jpgEsta semana tenía una larga lista de recados por hacer así que he sacado el patinete del trastero y ha sido mi fiel compañero de aventuras por la ciudad.

Si la bicicleta es perfecta para cruzar la ciudad, el patinete es ideal para para hacer encargos por el barrio. Es rápido en plano, rapidísimo en las bajadas (además de darte una descarga de adrenalina) y en las cuestas uno hace el ejercicio que se ha ahorrado en las bajadas, pero siempre se gana tiempo. Además como es plegable y ligero lo puedes entrar en tiendas, autobuses sin tener que candarlo fuera como la bicicleta.

Yo tengo uno de esos sencillitos que se pusieron de moda hace unos años con las ruedas pequeñas de goma y aunque ya tiene sus años va de maravilla. Eso sí, el próximo que me agencie será con ruedas de cámara de aire porque la única pega que le encuentro es la vibración al ir por aceras con baldosas con mucho relieve; cuando voy rápido me da la impresión que se me van a salir los ojos de las órbitas.

Me sorprende que no haya más gente, a parte de niños, que usen el patinete por la ciudad. Parece ser una rareza ver a un adulto en patinete a juzgar por las caras de la gente con la que me he cruzado.

A ver si ahora que ya ha llegado el buen tiempo alguien más se anima.


foto: München 2008 de Patricia Despagne



Bicimensajería

| | TrackBacks (0)


Aunque la palabra todavía no aparece en el diccionario, la bicimensajería es una modalidad de envío de cartas y paquetes que se hace en bicicleta.

2105252468_9e829a638b.jpg  foto de stop.down

Siempre que veo algún bicimensajero me da envidia (menos cuando llueve...), imagino que descubren infinidad de rincones nuevos en la ciudad. Es una manera muy eficiente de realizar envíos, además de rápida, no contamina y el mensajero se ahorra el gimnasio.

Ya hay varias ciudades con empresas de este tipo.

Por ejemplo en Barcelona: Trèvol y Biciexprés, Valencia: Bicienvíos, Oviedo y Gijón: La luna, Palma de Mallorca: Ecoprest, Zaragoza: La veloz, Madrid: Trévol, Pamplona y Bilbao: Oraintxe Ekomensajer@s, Málaga: Sobre ruedas



Bicitecla es una tienda/taller de bicis en el barrio de Gracia de Barcelona.
La lleva Marcio, un chico de Porto Alegre de 35 años apasionado por las bicis desde los 9 años. Le hemos hecho una entrevista para entender su filosofía y ver qué opina él del futuro de nuestras ciudades.


bicitecla.jpgExplícanos cómo empezaste a sentirte feliz sobre dos ruedas

A los 9 años ya me encantaba ir en bici. No tenía una bici propia pero mis amigos me dejaban ir en las suyas. Esos 5 minutos en los que iba en bici ya eran suficiente para mí. Me encantaba hacer caballitos, y empecé a querer a hacer más trucos. La bici era mi juguete.

A los 12 años, después del cole ya pasaba 3 ó 4 horas montado en la bici, y a los 13 ya entrenaba en serio. En esa época, alrededor de 1986, empezaba a despuntar en Estados Unidos una nueva modalidad de deporte, el Freestyle. Eso ayudó a que me tomara aún más en serio entrenar y aprender más trucos. La pena es que solía entrenar sólo. A mis amigos no les interesaba la bici, sólo el fútbol.





Si estás harto de luces para la bici a las que siempre se les acaba la pila, te va a gustar esta solución que propone una pequeña empresa danesa: Reelight.
reelight.jpg
Venden luces para bicicleta con un sistema que se basa en imanes. Una vez instaladas te puedes olvidar de ellas. Funciona por impulsos magnéticos generados al girar las ruedas, o sea que no te tienes que molestar en encenderlas cuando anochece porque están en marcha siempre que las ruedas giren y cuando estás parado unos reflectores te hacen visible frente a otros vehículos.

Al contrario que con una dinamo, no existe ningún rozamiento así que los materiales no se desgastan. Ambas luces son independientes y van montadas en las horquillas y los imanes en los radios de las respectivas ruedas.



Reelight
Las venden en Terra

Widget compartir coche

>Póntelo en tu blog o web

Sobre este archivo